Ir al contenido principal

LECTURA Y LITERATURA

.

-No me di cuenta, nunca lo supe, sólo hoy entiendo que, cuando abres la página de un buen libro, salta a tus ojos el virus de la escritura. Y si uno es propenso a comerse la uñas, entonces empieza a escribir. Ergo: para escribir hay que leer, leer mucho.

-No sé si leyendo y escribiendo uno sea mejor ser humano, pero por lo menos te escapas un rato de la estulticia del mundo.

-La buena literatura te hace olvidar que Dios no siempre hace las cosas bien hechas.

-La buena literatura -para mí-, es lo que algunos se atreven a catalogar con letra minúscula. Ahí tenemos, sólo por nombrar uno, a Arthur Conan Doyle.

-Si la literatura no divierte, entonces es un cadáver que no goza de buena salud. Mejor lo enterramos, y seguimos con la diversión.

-Que sea como una película, que tenga verbo, y su toque de poesía.

-Un escritor es un escritor, cuenta historias, no es un gran pensador, ni sabe cómo arreglar los problemas de la raza humana.

-Por eso, yo no sé de filosofía, de ni ciencias políticas, ni de patafísica. Generalmente meto la pata, eso sí es cuestión de física.

Comentarios

Artecomestible dijo…
"-Un escritor es un escritor, cuenta historias,..."
Esto es verdad,se pasea del Opcipital al Parietal mirando las flores del jardin.
nano dijo…
Esto puede que tenga que tenga que ver con lo que expones ahora, pero me afectó como amante de la literatura que soy, y que asumo lo son todos los que visitan tu blog.

Paul McCartney dijo que a diferencia de las grandes obras de la literatura (nombró algunas, pero la que mas recuerdo fué "Guerra y Paz" de Tolstoi, una novela que no se escribirá jamás) la música de los Beatles se está refrescando, mientras que aquella se está poniendo vieja en las estanterias ... (esto dicho para promocionar el nuevo album editado por The Beatles) ...

A mi me afectó, no se si se pueden poner al mismo nivel la música pop y la literatura; ¿existirá la literatura pop? ¿o la música es música y la literatura, literatura? ¿o será lo mismo "refrescar" a mozart sampleando algunas de sus frases y colocarlas en loops, como la ierda que están haciendo con las canciones de simón díaz? ¿o rapear algunos sonetos de petrarca es "refrescarlos"?

Porque escribir de celulares o restoranes chinos no es hacer literatura "actual", sino escribir como ha afectado a la humanidad esas nuevas tendencias, y no sólo eso (que es lo más facil) sino tener una opinión en cuanto a eso y expresarla a través de un personaje o de una acción, eso es lo dificil.


Porque lo idea es lo que mantiene a la literatura, no la forma, esa idea que expone el autor en libros y libros escritos, ideas que son recurrentes y que se reelaboran una y otra vez ...


Paja, pero la literatura es bella ...


Salud, hermano, tiempos sin escribir, pero siempre le leo ...


.:.
Anónimo dijo…
Pensar, no solo es filosofar. Pensar es lo primero que se pone un hombre.
Escribir es muy bello, pero hay escrituras que aturden, asi como hay pensamientos que no valen nada.
MZ dijo…
Cuán cierto es todo lo que escribes. Sinceramente, me gustó mucho.
Mil Orillas dijo…
Arte poética ...
Vente pa´ Madrid! Tengo ganas de hablar contigo!

besos!
Fedosy dijo…
Artescos, miraremos flores del jardín mientras trabajamos historias.

Nano, Paul Muriat (¿se escribe así?), hizo una vaina "pop" hace años con Mozart, ¿lo conoces? Era vaina insufrible. Por otro lado, yo no creo es afirmación de de McCartney, lástima que haya dicho eso para tener que vende un disco.

MZ, gracias por los comentarios.

Milo, me encantaría viajar a Madrid, y llevarte un postales, y sentarnos a comernos alguna tapa, y olvidarme por un instante de la gran república evangélica en la que vivo.
CadávEr Muerto dijo…
Todavía no nace el que me pueda sepultar... a mí no me entierra nadie. Hola.
Fedosy dijo…
Oye, no me había fijado en el pleonasmo. Gracias, y hola.

Entradas más populares de este blog

UN SOMBRERO DE PAJA ITALIANA

Por Leoncio Martínez


Carlucho Sirgüela dio por terminada la limpieza de la moto y echó sobre los níkeles relucientes y engranajes lubricados una mirada amorosa. Era una bella máquina último modelo, regalo de su padrino el día de su santo. Cómo se la envidiaba Atilio Mortó que apenas había podido comprar una moto de medio uso, salida de fábrica hace dos años; lo mismo que Pepe Calzada envidiábale sus raquetas, Jacinto Febre sus zapatos de sport y el infeliz de Graciano Lugo sus guantes de boxeo.

Sonrío satisfecho, soltó el arranque y una epilepsia estrepitosa sacudió la máquina; el latido del motor fue apagándose lentamente en un suave silencio; luego Carlucho trajo de la sala un cojín búlgaro y lo tiró al descuido, como una gran ave muerta, sobre el side-car.

La llevaba hacia la calle con el cuidado de quien conduce una novia, pero al pasar por el corredor, no pudo dejar de detenerse ante el espejo de la sombrerera, a darse los toques finales.

Estaba bien, casi bien.

Retocó la caída abando…

Página de respeto

Los libros, por lo general, llevan una hoja en blanco de primera página. Mire usted qué detalle: se le llama hoja de respeto o de cortesía. Nadie se detiene en ella. Creo que deberíamos hacerlo, tan sólo por un instante. Creo que deberíamos también, mientras vamos leyendo, estar conscientes de que, la primera página de ese libro es una página de respecto, de cortesía. Una página que calla.
No importa el contenido, no importa la materia: todo libro que tenga esa hoja de respeto contiene la poesía. Esa hoja en blanco es la poesía, es la imagen perfecta de una revelación que no puede ser dicha con palabras. Lo que nos excede, lo que nos colma justo antes de la avalancha de las palabras.
Los poetas lo saben. El buen poema está repleto de líneas de respeto. Y un buen libro de poemas abunda en páginas de respeto, de cortesía.

UN TRÁMITE DIFÍCIL O LAS CULPAS DEL AMOR NO CORRESPONDIDO

En algún momento en que leía Un trámite difícil de Javier Ponte Gambirazio, (Pre-textos, 2003) pensé que esa pequeña novela era grandiosa porque nos demostraba claramente, con avasallante crudeza y profunda ternura, lo afortunados que son aquellos que se aman. Y acá es importante el reflexivo se, pues el tema aplica para el amor no correspondido. Una historia protagonizada por tres travestis hace espacio, por supuesto, para la sordidez. Ajeno a la pacatería, el autor busca, encuentra y retrata con acerado humor negro la oscura trastienda del travestismo. Pero también se ocupa, no obstante, del equilibrio, del contrapeso justo, y lo encuentra en la mirada de la comprensión. El autor cala en la humanidad de sus personajes y de allí obtiene el genio de la lengua, la reflexión afortunada y la mirada insólita de la vida. Porque en esa periferia de sus personajes travestis, no puede haber sino una mirada distinta, original, llena de giros inusitados, y de profundo conocimiento de las debac…