viernes, octubre 07, 2005

Un poema de "Lo arcangélico" de George Bataille.

la locura alada mi locura
desgarra la inmesidad
y la inmensidad me desgarra

estoy solo
hombres ciegos leerán estas líneas
en interminables túneles

caigo en la inmensidad
que cae en sí misma
más negra que mi muerte

el sol es negro
la belleza de los seres es el fondo de las cuevas un grito
de la noche absoluta

lo que ama en la luz
el estremecimiento que la hiela
es el deseo de la noche

2 comentarios:

angel dijo...

Espléndido poema de Bataille, impregnado de la sensualidad de El ojo, pero, por arte y magia de sus palabras, reconcentrada ésta en su silencio....Qué bueno que lo hubieras incluido en tu blog que seguiré recorriendo...

Fedosy dijo...

Gracias, Ángel. Bataille no deja de sorprenderme cada vez que lo leo. Nos seguimos leyendo.

Salud.